¿Qué plancha de cocina necesito en mi negocio?

A la hora de escoger una plancha para la cocina de nuestro negocio, ya sea un restaurante o un bar, debemos tener en cuenta su uso, el tipo de alimentos que cocinaremos y sobre todo, el tiempo de uso .

Otro aspecto de importante relevancia será el tamaño de nuestra plancha para poderla aprovechar de forma correcta. Una plancha demasiado grande puede ocuparnos mucho espacio en nuestro local y consumir más electricidad que una plancha más pequeña, y una plancha pequeña puede resultar insuficiente para cocinar varios platos a la vez en caso de necesitarlo.

Una vez sepamos el tamaño y lo tengamos decidido, debemos conocer los tipos de planchas que existen en el mercado.

Por un lado tenemos las planchas de gas, y las planchas eléctricas.

Las planchas de gas tienen la ventaja de tener potencia suficiente con un consumo más bajo que las eléctricas, pero por otra parte, debemos tener en cuenta que no son planchas portátiles y su instalación será más complicada. Es primordial contar con el servicio de una empresa especializada en su instalación y puesta en marcha.

Las planchas eléctricas tienen la ventaja de poderlas transportar fácilmente y no necesitan una instalación especializada, ya que suelen funcionar con una instalación eléctrica monofásica.

Según nuestras necesidades, podemos elegir entre una u otra plancha, pero, además, también tendremos que revisar sus materiales de fabricación.

Podemos encontrar tan planchas de gas como eléctricas fabricadas con acero laminado, acero rectificado, acero duro cromado o cromo duro, acero laminado esmaltado, acero inoxidable y acero pavonado.

Cada material tiene unas ventajas y inconvenientes como la dureza de los materiales, el precio o su durabilidad. Tendremos que escoger siempre según nuestras necesidades, tiempo de uso y teniendo en cuenta nuestro tipo de negocio y los platos que cocinaremos.

Como recomendación, una buena plancha es una inversión que también puede ser a largo plazo si es lo que buscamos. Nuestros clientes notarán la diferencia en utilizar una plancha de calidad, ya que la calidad de los platos puede variar de forma considerable.